Boxes

01/2013 - Nuevas obligaciones de información sobre activos, pasivos y transacciones en el extranjero para residentes en España

Enero 2013

 

1. Nuevas obligaciones de información ante la Agencia Española de Administración Tributaria (“AEAT”)



El pasado 1 de enero de 2013 entró en vigor el Real Decreto 1558/2012, de 15 de noviembre, por el que se adaptan las normas de desarrollo de la Ley 58/2003, de 17 de diciembre, General Tributaria, a la normativa comunitaria e internacional en materia de asistencia mutua, se establecen obligaciones de información sobre bienes y derechos situados en el extranjero, y se modifica el reglamento de procedimientos amistosos en materia de imposición directa (“RD 1558/2012”).

El RD 1558/2012 desarrolla el endurecimiento de la normativa tributaria en la lucha contra el fraude fiscal, contrapeso prometido por el Gobierno a la declaración tributaria especial (o amnistía fiscal).

Así, se establecen nuevas obligaciones información de gran alcance que se analizan someramente a continuación:

- ¿A QUIÉN afecta?
Todas aquellas personas, físicas o jurídicas, que tengan su residencia fiscal fijada en España.

También deberán presentar la declaración los establecimientos permanentes en territorio español y otras entidades de Derecho.

- ¿Sobre QUÉ debe informarse?
La propia Ley divide el patrimonio sobre el que debe informarse en tres grupos independientes:
1. Información sobre cuentas bancarias en entidades extranjeras.
2. Información sobre valores, derechos, seguros y rentas depositadas, gestionadas u obtenidas en el extranjero.
3. Información sobre bienes inmuebles, y derechos sobre los mismos, situados en el extranjero.

- ¿CUÁNDO existe la obligación de informar?
La información deberá suministrarse para cada grupo, cuando los saldos o el valor de los bienes superen los 50.000 Euros.

Observación: Cuando los valores o bienes estén debidamente registrados en la contabilidad de las personas jurídicas o físicas que desarrollen una actividad económica no existirá obligación de presentar la declaración sobre los mismos. Los requisitos de correcta identificación varían en cada caso.

- ¿En QUÉ momento?
Se configura como una declaración anual que debe presentarse antes del 31 de marzo de cada año. Excepcionalmente, la declaración referente al ejercicio 2012 podrá presentarse hasta el 30 de abril de 2013.

La declaración deberá presentarse aunque el obligado no sea titular de los bienes a 31 de diciembre, siempre que lo haya sido durante algún momento del año.

Por último, una vez efectuada la primera declaración, en los años sucesivos solo será obligatoria cuando cualquiera de los saldos o el valor conjunto supere los 20.000 €.


- ¿CÓMO cumplir con la obligación?
Debe presentarse el Modelo 720 ante la AEAT, publicado en el BOE el 31 de enero de 2013.


(...)

 

-> Descargar PDF


<- back